Mente, corazón y piernas, ¡en sintonía!

Escrito por Alejandra Minchaca

Oct 8, 2019

8 octubre, 2019

El regalo de correr

¿Qué buscamos cuando corremos? ¿Qué nos mantiene tan conectados que parece que solo podemos parar por cansancio? En diversas ocasiones, incluso cuando los entrenamientos son pesados o estamos en la parte más complicada de una carrera, nos preguntamos ¿por qué estoy haciendo esto?

Mujer descansando después de un entrenamiento
Correr nos permite tener una conexión con el espacio y el tiempo en el que nos encontramos

Y al terminar, queremos repetir una y otra vez.

Cuando corremos pasa algo similar a lo que sucede en el cuerpo cuando escuchamos música intensa y profunda: se activan receptores sensoriales que, más allá de detener al cuerpo por lógica de dolor o de cansancio, mantienen alerta los sentidos y movilizan una especie de “droga natural” que no nos permite detenernos hasta completar la sensación.

Y este es el enorme regalo de correr, el poder conectar aquello que te mueve en el aspecto emocional con cada grupo muscular para llevar esa sintonía casi impecable entre las piernas y el corazón

Si pudieras escuchar tu corazón, además de una aceleración continua, estamos seguros de que podrías escuchar un ritmo diferente en cada kilómetro y ¿por qué? Porque el único lenguaje que entiende el cerebro se denomina, potenciales de acción.

Mujer corriendo en carretera desierta
Correr es una actividad que se hace en solitario y en la que logramos sintonía entre nuestro cuerpo y alma

Similar a la música, los potenciales de acción se refieren a estímulos eléctricos que, a través de vías específicas, llegan a la corteza cerebral y dado que la mayor parte de los estímulos al correr vienen de una energía interna producida desde el cerebro o mecanismos de motivación externa para el corredo

El cerebro y la sintonía del cuerpo al correr
Correr no es sólo una actividad que implique un desgaste físico continuo, correr es ese proceso que nos permite crear una conexión intensa con nosotros, con el espacio y con el tiempo en el que estamos. Es esa sensación que, aunque puedes entenderla en la definición, no puedes encapsular en un solo párrafo. Para cada persona es diferente, la interpretación, la sensación y por ello la sintonía con su cuerpo.

Hombre estirando después de entrenar
La sensación que nos queda después de correr tiene una descripción diferente para cada persona.

Artículos relacionados

Hasta tu casa u oficina

Hasta tu casa u oficina

Con la creciente demanda de las carreras atléticas, se está desarrollando un problema para los participantes, “La entrega de kits´s de corredor“.

Pin It on Pinterest

Share This